Iluminada


Iluminada
Que palabra tan hermosamente tergiversada
Por un lado es verbo
que esclarece lo que esconden las tinieblas
Por el otro es adjetivo
de quien dice saber mucho
sin saber nada

Iluminada
Esa persona que sonríe con arrogancia
porque cree conocer el misterio que tú buscabas
Que se pinta el rostro de arlequín
Por miedo a que le vean la verdadera cara

La que en el fondo sabe que sin la pintura
se le ve el miedo
las dudas
y las ganas

Cuidado con esas almas iluminadas
A veces traen la oscuridad más pesada
Esa de los misterios
Que por ser misterio
No puede ser negada

Mucho cuidado con esas almas iluminadas
Por más que brille el sol
Prefieren la luz apagada
Prefieren pensar que la vida es sueño
Para así no tener que decidir nada

No quiero ser una persona iluminada
No quiero contemplar fantasmas
Para luego ignorar la carne
No quiero saberme los misterios
Si al final no sé explorar mi casa
No quiero tocar lo imposible
Cuando la magia y lo posible
Están ahí en mi cama
No quiero especular lo que la muerte
le enseñará a mi alma
Eso llegará
Tarde o temprano llegará
y ahí es que sabremos
quien estaba iluminada.


Copyrights © 2018 Maricel Jiménez Peña

Speak

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s