Como el tiempo

Él insistía como el tiempo
Invisible y sigiloso,
dejando huellas imperceptibles y pesadas

Él se hacía sentir como gravedad
Capaz de exprimirle la luz a las estrellas
y dejar en su lugar un vacío lleno de oscuridad

Él vacilaba por el horizonte de sucesos
Desapercibido, pero indudable
Irradiando penas, ganas y rencor
Observando tras el espejo digital
con una mirada teñida y polarizada
Incapaz de escapar del lugar que él escogió

Él grita, pataletea, muge y hasta rechina
Buscando ser parte del otro lado
O al menos que lo miren una vez más

Pero no hay luz en la singularidad de su espacio
Y la entrada es unidireccional
Tanto insistió como el tiempo
Que al igual que el tiempo
No tiene marcha atrás


©2018 Maricel Jiménez Peña

Leave a Reply

Your email address will not be published.