Lotería (micro cuento)


–Abuelo, mira lo que encontré en la gaveta.

Le enseñé el billete de lotería por pura costumbre. Realmente no esperaba ninguna reacción particular pues ya él no estaba aquí. El Alzheimer se lo había llevado lejos. De repente sus ojos apagados y cubiertos de cataratas se encendieron. Agarró el billete con certeza y sonrió; la sonrisa más hermosa, quizás la única, que había visto en meses largos.

–¡Qué suerte tuve, mi’ja! –dijo–. Ese fue el día que me pegué.

–¡Ay, bendito abuelo! ¿Cómo va a ser, si nosotros nunca fuimos ricos?

Sin perderse en el olvido me miró a los ojos con un brillo como de lucecitas de Navidad.

–Claro que fuimos ricos, nena.

–Ok, abuelo, –concedí. Seguramente el momento de claridad era solo otra fantasía.

Pero él, como leyéndome el juicio en la mirada me dijo:

–Ese fue el día que conocí a tu abuela. Ahí comenzó nuestra familia. Créeme mi’jita que yo me pegué en la lotería.

Speak

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s