Silencio

A veces quiero ser silencio
Ese que le da paz a las mañanas
y te abraza con el destello cálido del rocío evaporado

Un silencio ligero
Capaz de hacer volar la imaginación y la ternura
Cargado de armonías futuras
y el zumbido de un colibrí

Un silencio atento y completo
Que abarca horizontes y los desvanece
Que se atreve a ser melodía
aunque no tenga ritmo

Un silencio de aire,
de fuego,
de vida
Vacío de exigencias y expectativas

Un silencio tan grande que deja que las cosas sean
Libres
Quiero ser silencio inmovible


©2019 Maricel Jiménez Peña

Leave a Reply

Your email address will not be published.